Thursday, 23 December 2010

Emprender y Aprendizaje Experiencial


Hice hace poco un taller para emprendedores. Una experiencia por cierto muy grato. Creo que el colectivo de emprendedores es un público “natural” de DBM.
Cerca del comienzo hablaba de lo que implicaba una aproximación de aprendizaje experiencial en cuanto a posibles sentimientos de ignorancia, de no saber muy bien qué se espera de tí; de confusión: es decir de la incomodidad de no tener evidencia suficiente todavía para saber si una nueva vía de acción o una nueva manera de hacer las cosas sustituye la manera concocida o no, si se integra con ella o no y, si es así de qué manera. También está la cuestión de la saturación o sobre carga.
Me llamó la atención que en vez de las sonrisas de media comprensión de curiosidad que hubiera podido esperar hubo un asentimiento generalizado en el grupo – casi un gruñido de reconocimiento. Parecía que esta gente sí sabía de que estaba hablando.
La conexión entre aprendizaje experiencial, entre modelar la experiencia, entre DBM y emprender ya me había quedado patente. Lo que no me era tan obvio hasta ese momento era hasta qué punto.
La tarea a la que se enfrenta una persona que emprende es de las más dificiles – y más gratificantes en potencia – de cuantas podamos asumir. Parte significativa de prepartarte para ello es conocer bien “el estado del arte”: las herramientas y procedimientos estandarizados – preparación de planes de negocio, marketing básica, búsqueda de financiación etc. Hay apoyo en este área por parte de las diferentes agencias gubernamentales – hasta juegos “on-line” de creación de empresas.
También el “networking” y “benchmarking” y otras palabrotas sajonas que sirven para estar en el mundo, interactuar con los semejantes, estar al día de lo que está ocurriendo. Este tipo de “inteligencia colectiva” constituye un soporte muy útil para saber “lo que hay”.
Sin embargo hay un momento en el que emprender es, necesariamente, adentrarse en lo desconocido: estructurar la propia experiencia para poder innovar. Si esto se hace con una base de conocimiento, mejor. Con demasiada frecuencia se intenta hacer con una base de osadía, de fantasía o de las nociones que tienen las supuestas autoridades acerca de “lo que funciona”. Sin embargo el único conocimiento que pasa revista como conocimiento sólido es el conocimiento creado a partir de la evidencia real. Es allí donde realmente ofrece DBM una ayuda única en proporcionar las habilidades para hacer precisamente eso – crear conocimiento a partir de la propia experiencia.

Friday, 10 December 2010

El Arte y la Ciencia de la Enseñanza y Aprendizaje Efectivos - Nivel 2

En primavera de 2011 (14 al 17 de abril) realizaremos el segundo nivel del curso El Arte y la Ciencia de la Enseñanza y Aprendizaje Efectivos. 

Si el primer nivel ya destacó por incluir material completamente novedoso el segundo nivel promete más todavía. Es un programa ambicioso y que cubre necesidades de todo tipo de docencia y formación desde la enseñanza de habilidades cognitivas clave para el aprendizaje (y que normalmente se dejan al azar) tales como concentrarse, abstraer, generalizar, conceptualizar, recordar, imaginar hasta la gestión de talento y una identificación clara de las diferencias entre procesos tan referidas (y también confundidas) como aptitudes, capacidades, hábitos, habilidades, talento.

Es un programa que añadirá mucho al acervo de habildades formativas a cualquier persona que trabaja en la enseñanza.

Para los que no pudieron hacer el primer nivel cuando lo realizamos en diciembre del año 2009, ofreceremos este mismo taller (con actualizaciones) en febrero de 2011. También será muy útil para las personas que quieran afianzarlo.

Para ver el programa de los dos cursos sigue el link

Arte y Ciencia del Aprendizaje y Enseñanza Efectivos Nivel 1
Arte y Ciencia del Aprendizaje y Enseñanza Efectivos Nivel 2