Wednesday, 12 September 2012

2011 a 2012 Un Año Revuelto.... y Fascinante


2011 2012 ha sido un año muy especial. Empezó con lo que, para mi, ha sido el acontecimiento más significativo en términos de mi propio aprendizaje, y el avance de la ciencia de educación en general cuando John McWhirter hizo público su trabajo más reciente sobre el aprendizaje en un taller experiencial de dos niveles: “El Arte y la Ciencia de la Enseñanza y Aprendizaje Efectivos”.


Este taller fue una revelación para mi – y según creo para todos, o casi todos , los participantes (creo recordar un caso aislado de incomprensión). Primero porque fue una integración efectiva de todas las diferentes aproximaciones al aprendizaje, desde Ebbinghaus a Kolb pasando por Watson, Ryle, Dewey, Bateson y unos cuantos
más, incluidas las tradiciones orientales. Especialmente interesante para mi fue la manera de relacionar y combinar las nociones de condicionamiento (clásico y operante) con el aprendizaje mecánico (rote), aprender a aprender, aprendizaje activado, aprendizaje e la innovación personal (o “aprender a aprender a aprender”).


Todo esto hecho partiendo de un modelado completo, dinámico, relacionado y estrechamente conectado con la realidad el taller fue un ejemplo en vivo de aprender a aprender a aprender combinando e integrando donde la mayoría de las aproximaciones separan y objetivan eclécticamente. Si hiciera falta una demostración de que la DBM ®  es una metodología capaz de enfrentarse de forma realista, efectiva y completa esta era tal demostración.


A partir de allí hubo el magistral taller que impartió McWhirter en la UAH, “Transiciones en el Aprendizaje”,  taller que sirvió también para investigar la relación dinámica entre emociones y aprendizaje. El modelado transicional de McWhirter sirve especialmente para entender y gestionar dinámicamente - y en detalle - el cambio y aprendizaje sin las dificultades y tropezones que conlleva el clásico modelado de causa - efecto. Es decir que conecta “seamlessly” (literalmente sin costuras) con la experiencia.


Y, más recientemente, trabajo con grupos interdisciplinares sobre el ya manido pero poco entendido tema de competencias. Y en paralelo con un grupo monodiscplinar sobre el mismo tema. Las experiencias han sido muy diferentes pero siempre enriquecedores. Aprovecho aquí para agradecer y halagar la excelente trabajo de Leonor Margalef y Alejandro Iborra en la Calidad e Innovación Docente dentro de cuyo marco he podido desarrollar estos trabajos.


Entrando más en materia. Es notable que muchos profesores universitarios se encuentran perplejos ante lo que ampliamente se puede llamar “lo de Bolonia”. Dicha perplejidad no hace sino aumentar ante la aparente claridad y sencillez de algunos de los “conceptos” que, de hecho, distan mucho de ser claros o sencillos. Uno de ellos es la noción de “competencias”.


Continuará...


No comments:

Post a Comment